lunes, 19 de marzo de 2012

24 de marzo: DÍA DE LA MEMORIA POR LA VERDAD Y LA JUSTICIA

"Poco antes del Golpe, el recién estrenado sello Rompan Filas, de Augusto Bianco, había publicado dos libros infantiles que buscaban acercarse a los chicos con adultez y sin prejuicios. En El pueblo que no quería ser gris, la gente se opone a la decisión del rey de pintar todas las casas de un mismo color y empieza a teñirlas de rojo, azul y blanco mientras que en La ultrabomba, un piloto se niega a cumplir la orden de arrojar una bomba. Ambos fueron prohibidos por el decreto N° 1888, del 3 de septiembre de 1976."

Texto extraído de Un golpe a los libros (1976-1983). Buenos Aires, Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Dirección General del Libro y Promoción de la Lectura, 2001.



El pueblo que no quería ser gris




"El rey grande del país chiquito, ordenaba, solamente ordenaba; ordenaba esto, aquello y lo de más allá, que hablaran o que no hablaran, que hicieran así o que hicieran asá.

"Tantas órdenes dio, que un día no tuvo más para ordenar.

"Entonces se encerró en su castillo y pensó, y pensó, hasta que decidió:

"—Ordenaré que todos pinten sus casas de gris."



"Eran tantos, tantos, y estaban tan entusiasmados, que al momento el castillo, las murallas, los fosos, los estandartes, las banderas, quedaron de color rojo, azul y blanco.

"Y los guardias también.

"Entonces el rey se cayó de espaldas una sola vez, pero tan fuerte que no se levantó más."

Textos e ilustraciones del libro El pueblo que no quería ser gris, de Beatriz Doumerc y Ayax Barnes (Buenos Aires, Ediciones Rompan fila, 1976).


Para leer el cuento completo hacé clic AQUI